Inicio / Slider / Aprendiendo a coser

Aprendiendo a coser

Cuando se aprende a coser, inevitablemente te encuentras con palabras y frases nuevas que desconoces y que es importante conocer cuando te adentras en el mundo de la costura, o confección de muñecas.

Para ayudarte a comprender todo el vocabulario básico y que no te pierdas nada de tu nueva pasión, hemos recopilado este glosario con los términos de costura y elaboración de muñecas  más importantes a medida, lo iremos alimentando para que puedas acceder a el, o te lo puedas descargar y así familiarizarte con las terminologías..

Vuelta, deslustre, bies, overlock, costura inglesa, termoadhesivo, aplique….  ¡El mundo de la costura y más de muñecas tiene su propia jerga! Si el término pinza te hace pensar en tender la ropa en lugar de en la costura, entonces te vendrá bien leer estos términos de confección textil. Superprof te ayuda a conocer el vocabulario básico gracias a su diccionario de costura.



Mi Pequeño diccionario de costura y Artdoll

Estas son algunas de las expresiones más comunes que encontrarás en los libros de costura y elaboración de muñecas,  o en tu cursos de muñecas:

 

 

Las tareas de costura

Abrir una costura: aplanar los márgenes de la costura con una plancha.

 

Bies: se obtiene plegando la tela diagonalmente a 45°. Según la RAE, es un «trozo de tela cortado al sesgo respecto al hilo, que se aplica a los bordes de algunas prendas».

Cortar al sesgo: corte a 45 ° con respecto al hilo de trama. Las piezas que requieren flexibilidad se cortan al sesgo.

Costura inglesa: técnica para obtener costuras limpias tanto al derecho como del revés del patrón. Se hace en dos etapas.

Deslustre: preparación de las telas (lavado y planchado). Debe hacerse antes y después de coser para evitar una ingrata sorpresa (encogimiento o cambio de color después de pasar por la lavadora).

Dobladillo: una tarea que encontrarás con frecuencia en los talleres de costura y que consiste en doblar una tela sobre sí misma para acortar una prenda o lograr un acabado bonito, en la parte inferior de unos pantalones, por ejemplo.

Fruncir: técnica de costura para hacer pliegues en la tela. Para ello, simplemente hay que coser puntos grandes y tirar de los hilos para arrugar la tela. También puedes coser los pliegues con una máquina de coser.

Hacer muescas: hacer pequeños cortes (rectos o en V) en el borde de la tela usando la punta de la tijera. Las muescas se usarán para indicar las marcas de costura del patrón. Una costurera también podrá hacer muescas en el margen de costura para dar más flexibilidad al trabajo y estar en mejores condiciones para darle la vuelta.

Por cierto, ¿crees que la costura es solo para mujeres? Olvídate de prejuicios leyendo nuestro glosario, este mundillo está hecho para todos y todas!.

Hilvanar: unir las diferentes telas haciendo grandes puntadas de costura a mano.

Overlock: máquina de coser específica para cortar, coser y sobrehilar una o dos telas en una sola operación. Esta máquina está reservada para costureras experimentadas y profesionales para unir telas y realizar acabados. Es una máquina que se adapta perfectamente a las telas modernas y elásticas como el jersey y la licra.

Quitar las esquinas: cortar el exceso de tela de las esquinas en el margen de la costura.

Reforzar con tela: endurecer una tela con un trozo de tela o tejido rígido que hay que coser o termo pegar (con la plancha) en la parte correspondiente de la tela (cuello de la camisa, bolsillos, etc.). En clase de costura, tu profesor te recomendará la Vlieseline, con su parte recubierta de adhesivo que se derrite bajo el efecto del calor de la plancha y permitirá la unión en la tela.

Ribetear: realizar el acabado de un borde para evitar que el material se deshilache. Puedes hacer un bies, una tira o un encaje.

Sobrehilar: realizar el acabado de los bordes con una máquina de coser. Con la overlock puedes cortar y coser en la misma operación.

Tejer: técnica utilizada para fabricar una tela a partir de un hilo.

 


Telas/materiales de costura:

Ancho: anchura de una tela, de un borde a otro.

Aplique: forma de tela cosida con punto festón o bordón en otra tela. Se trata de un elemento puramente decorativo.

Bordado: arte de decoración de telas que consiste en añadir un motivo plano o en relieve, a veces usando materiales como lentejuelas, perlas o incluso piedras preciosas. Está el bordado manual, el semi mecánico (hecho a máquina) y el mecánico, realizado con máquinas industriales.

 

Aquí te dejamos algunas muestras de tipos de bordados que podrás aplicar en los vestidos de tus muñecas, te aseguro quedan divinos!!

 

 

 

Borde sin acabar: borde de la tela antes del acabado (dobladillo, sobrehilado…). Es conveniente acabar el borde para evitar que se deshilache. Si cortas un material como el neopreno, la tela no se deshilacha, lo que se llama borde bruto.

Bordón o festón (punto): puntada de costura para hacer con algodón para bordar un poco grueso, que se lleva a cabo de izquierda a derecha o de derecha a izquierda.

Cuello o escote: apertura en la parte superior de la prenda que permite el paso de la cabeza. Se habla del cuello de la camisa, ¡que siempre se plancha primero!

Galón: banda de tela (seda, lana, oro o plata…) cosida en el borde o en las costuras de la ropa para evitar que se deshilachen o sirvan de decoración.

Línea recta: siempre cortarás una tela en línea recta para evitar que se deforme.

Máquina de coser: máquina para ejecutar automáticamente puntadas de costura, usando dos hilos (un hilo enhebrado en la aguja y un hilo que proviene de una bobina llamada canilla).

 

 Tipos de Hilos

 

Margen de costura: longitud que se añade al patrón para poder coser las piezas. Varía entre 0,5 y 1,5 cm.

Muletón: tela de lana suave, cálida y esponjosa, que se asemeja a una franela gruesa.

 

 

Tipos de Agujas para máquina de Coser

Orillo: borde lateral de los tejidos. En general, tiene 1 cm de ancho y difiere del resto del material en que es más ajustado o tiene puntos pequeños en todo su recorrido.

Patrón: representación de una prenda vista desde el frente o la espalda. El patrón debe ser siempre un poco más ancho que la prenda para poder coser las diferentes piezas gracias a las costuras y otros dobladillos. En cada patrón, encontramos las dimensiones de varias tallas diferentes.

Pespunte: ¡una expresión que escucharás mucho en la boca de costureras o en libros de costura! Se trata de una labor de costura, con puntadas unidas, que se hacen volviendo la aguja hacia atrás después de cada punto, para meter la hebra en el mismo sitio por donde pasó antes.

Te dejamos una idea de cómo puedes organizar tus hilos y así siempre tenerlos a mano.

 

Pinza: pliegue que se cose en la tela para darle una forma determinada.

Popelina: tela flexible que usa una urdimbre más fina que el hilo de trama. Se encuentra a menudo en camisas, corpiños y vestidos.

Puntada en zigzag: segundo punto más utilizado tras el punto recto, se usa al hacer el dobladillo para que la tela no se deshilache. Se puede hacer con una máquina de coser y su ancho y longitud se pueden ajustar con precisión.

Ribete: se trata de una tira fina de tela, colocada entre dos bordes de costura, que sobresale ligeramente para conseguir un bonito acabado (en los bordes de un cojín, por ejemplo, o para destacar las líneas de una prenda de vestir). El ribete se cose a máquina con un pie especial (pie de cremallera) que te permitirá coser lo más cerca posible del borde.

Sisa: corte curvo hecho en el cuerpo de una prenda de vestir que corresponde a la parte de la axila.

Tela: material compuesto obtenido por el hilado (urdimbre y trama) o con fibras naturales de algodón, cáñamo, lino o sintético (nylon, poliéster, poliamida, viscosa…)

Termoadhesivo: tela que se pega bajo la acción del calor. Ten cuidado de no equivocarte de lado cuando pongas la plancha sobre la tela, porque de lo contrario será su último uso. Consejo: no uses vapor porque la humedad puede evitar que la tela se adhiera adecuadamente a la tela.

 

 

Trama: hilo que se extiende a lo ancho de la tela.

Urdimbre: hilo de la tela que se extiende a lo largo del material.

Viscosa: seda artificial, hecha de celulosa.

Vuelta: pieza de tela para fortalecer o conseguir un acabado bonito al nivel de la apertura de una prenda.

 

Conozcamos más acerca de las muñecas!

Las muñecas de trapo han estado generación tras generación en nuestros hogares. Nuestros abuelos jugaban con ellas incluso las elaboraban para sus hijos y nietos, , nuestros padres también y, por supuesto, lo harán nuestros hijos. Se caracterizan por ser productos muy blanditos y de lo más entrañables. Disponibles en un sinfín de modelos, las muñecas de trapo brindan divertidos ratos de juego a los peques, ya que ellos las hacen compañeras y compañeros cómplices de todos sus sueños y juegos.


Una muñeca al estar confeccionada en tela, resultan ideales para los bebés y los niños, hay muñecas que pueden ser decorativas, pero se pueden fabricar de manera que Estos podrán abrazarlas y dormir con ellas sin temor a hacerse daño. Como todo su cuerpecito es tierno, no habrá riesgo alguno. Te animamos a echar un vistazo a esta guía para elaborar  la muñeca de trapo ideal para los peques de la casa.

En sus primeros meses de vida, los niños precisan juguetes suaves y tiernos, aquellos que no entrañen riesgo alguno. Por este motivo, las muñecas de trapo se antojan como excelentes opciones, ya que están fabricadas en materiales blandos y no contienen ninguna parte dura. Para una óptima elección al elaborar una muñeca, te contamos algunos detalles esenciales.


Como su nombre indica, la mayoría de las muñecas de trapo deben de estar confeccionadas en 100% trapo. El trapo es una tela que puede estar hecha de algodón, hilo, lana o poliéster, entre otros. De ahí su tacto blandito y tierno.


Para adornar su vestido o su cabello, puedes utilizar todo tipo de materiales,  es posible que las muñecas tengan otro tipo de materiales. Por ejemplo, es muy frecuente que el pelo esté realizado en tiras de lana o que su atuendo o pelo sintético, incorpore botones, abalorios o cualquier otro adorno. A pesar de tener, entonces, algún elemento de plástico, puedes elaborar  muñecas muy adorables.


Las muñecas de trapo son juguetes apropiados para cualquier etapa de desarrollo del niño, incluida cuando es recién nacido. Está claro que la idoneidad la marcarás al fabricarla, pero, en términos generales, la muñeca que elabores es  apta para todas las edades. Al ser juguetes muy blanditos, están especialmente recomendados para los bebés, pero ten presente que para bebés no debes utilizar adornos que resulten de fácil extracción o pinturas acrílicas que resulten tóxicas, recuerda que la zona de exploración de un bebé es su boca. 


Los recién nacidos precisan juguetes con los que no puedan hacerse daño, que sean tiernos y no contengan piezas pequeñas. De ahí que artículos como las muñecas de trapo o los peluches se encuentren entre los más recomendables. Según vayan creciendo, estos juguetes seguirán siendo aptos, aunque es posible que demanden otros, siempre una muñeca de trapo será su compañera de juegos.


Una de las características destacadas de las muñecas de trapo es que pueden lavarse a no ser que sea decorativa. Esto significa que admiten una limpieza absoluta al poderse meter en la lavadora siempre que los papás lo estimen conveniente. Su idoneidad para la lavadora se explica por sus materiales. Al estar hechas en tela, son perfectamente compatibles. aunque esto no se puede hacer con todas las muñecas, hay muñecas como algunas fidelinas que no pueden lavarse ya que podrían estropearse, son muñecas artísticas que se elaboran para coleccionar y decorar. 


En cualquier caso, se recomienda lavarlas dentro de una bolsita especialmente diseñada para tejidos delicados para que no se dañen.

Las muñecas de trapo representan múltiples beneficios para los peques de la casa. Desde que nacen, los bebés necesitan estar sometidos a estímulos para un desarrollo adecuado. En este punto entran en juego estas muñecas, las cuales favorecen sus funciones cerebrales y les permiten relacionarse con su entorno sin riesgo alguno.


Gracias a las muñecas de trapo, los bebés se iniciarán temprano en el reconocimiento de formas y texturas. Su motricidad fina se verá potenciada al interactuar con estos juguetes. Asimismo, contribuyen a educar su memoria visual. Al ser muñecos muy suaves, podrán abrazarlos y dormir con ellos, por lo que se sentirán seguros en todo momento.


En términos generales, las muñecas son juguetes muy beneficiosos para el crecimiento de los niños y niñas. Son artículos que les permitirán desarrollar habilidades sociales y emocionales, además de adquirir valores como la responsabilidad o la solidaridad. Eso sí, las muñecas de trapo ofrecen ciertas ventajas en relación a otros modelos.


Estas muñecas son más fáciles de manejar que las de plástico, sobre todo para los más pequeños. Al ser tiernas y blandas, transmiten cariño y afecto. Otra ventaja es que los niños no pueden lesionarse con ellas y, aunque se rompan, pueden fácilmente repararse con hilo. Son muy resistentes, livianas y, además, pueden lavarse a máquina.

2 comentarios en “Aprendiendo a coser”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y privacidad, clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat